La Policía advierte sobre una modalidad de estafa contra personas vulnerables, a las que se las engaña intimándolas a entregar sumas de dinero a cambio de liberar a un familiar directo al que dicen tener secuestrado.

Dos casos consumados y otras siete tentativas han disparado las alertas dando intervención a la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e INTERPOL para dar con los autores de los llamados.

La modalidad

La artimaña consiste en que la víctima recibe una llamada en su celular o teléfono fijo de su domicilio desde un número desconocido, a partir de ahí, la clave del "negocio" para estos delincuentes, es que el padre o la madre entren en "pánico" tras decirle que tienen a su hijo/a secuestrado y que le van a hacer daño si no realizan un giro de dinero. Para que ese miedo se mantenga los estafadores utilizan distintas estratagemas como por ejemplo un audio grabado de una voz infantil llorando o diciendo "papá, me van a hacer daño".

Los delincuentes muchas veces emplean la información que la persona publica en sus redes sociales. El nombre de sus hijos, su descripción, incluso a qué centro educativo va o dónde veranea la familia. Todo con un único objetivo: convencer a la víctima que esas personas tienen a su hijo y que le pueden hacer daño de verdad si no paga el rescate inmediatamente.

Nuestra vida pasa p or las redes sociales, por eso debemos tener cuidado con lo que volcamos y revisar la privacidad de la página, comprobar quién puede verla para así evitar que el estafador efectúe "Ingeniería Social" sobre el perfil y recolectar información.

Recomendaciones

l 1. Cuando reciba una llamada telefónica y le digan: ¿Con quién hablo?, siempre responda ¿Con quién quiere hablar? No de datos personales ¡No se deje engañar!

l 2. No intente adivinar el nombre de quién lo está llamando; dará cabida a los delincuentes para una posible estafa.

l 3. Si le mencionan que tienen a su hijo secuestrado trate de no bloquearse sicológicamente, y pida ayuda a una tercera persona que esté más tranquila.

l 4. Corroborar llamando al familiar que se menciona que lo tienen secuestrado u otras personas que sepan el estado de éste para así evitar el fraude.

l 5. Que los hijos adviertan a padres de avanzada edad, y en situación de vulnerabilidad, que ante alguna situación de estas características llame rápidamente a su familiar para saber su estado o a la Policía, antes de realizar un giro o entrega de dinero.

l 6. Póngase en contacto con el 9-1-1 o con la seccional de su barrio.

Fuente: DGLCCO e INTERPOL

Montevideo, setiembre de 2017

UNICOM - unicom@