Constantemente se nos presentan fotos nuevas en nuestra vida, algunas las vemos de pasada y no les prestamos atención, otras, sin embargo, nos tomamos un tiempo y las miramos, nos conmueven y aprendemos, finalmente, quedan las que todavía no sacamos, las del futuro, la de los proyectos.

¡Qué bueno es enseñar a los jóvenes mirar todas las fotos para trascender!

En el "11 Cultural Oeste", un grupo de adolescentes a cargo del tallerista Santiago Meizoso, sabe detener el tiempo en un abrir y cerrar de un diafragma. Así quedó demostrado en el espectacular Vernissage de la Exposición de fotografías de este taller, donde familiares, amigos y vecinos, los acompañaron en una velada muy disfrutable de cierre de cursos. Más de 80 personas se hicieron presentes acompañando y apoyando esta propuesta de educación no formal.

¿Por qué un taller de fotografía?

La fotografía es un arte contemporáneo donde la físico-química que se produce entre la luz, la cámara y la impresión, refleja y expone las emociones del artista y lo que quiere comunicar. Cada vez con mayor tecnología el artista encuentra un abanico más amplio para su obra. Confluyen el arte y la ciencia en este oficio.

Existen diferentes áreas en la fotografía y todas tienen un denominador en común: la comunicación. Podríamos decir que hay tantos fotógrafos como fotografías. Detrás de la cámara hay un ser con una historia, con sentimientos, rodeado de un entorno social y cultural que lo define como persona que mira y manifiesta.

En nuestro Centro, queremos dar el espacio para la libre expresión, donde todos y todas encuentren su espacio y encuentren su vocación y su desarrollo personal. Hoy, este grupo de jóvenes entusiastas están aprendiendo un arte donde comunican y manifiestan su sentir y conocen un oficio que los puede insertar en el mundo laboral, como ya está ocurriendo con algunos de ellos.

Los protagonistas se expresan.

¿Qué significó la fotografía para ti?

Agustín Katopulis: "Entrar en este maravilloso arte significó un gran cambio en mí, me hizo crecer muchísimo. En este año de estudio en el que tanto aprendí junto a mis compañeros, los cuales estoy muy agradecido de haber transitado con ellos; pase de ser un novato con conocimientos muy básicos a manejarme cómodamente en el tema, sabiendo que hay mucho por transitar. A los 3 meses de comenzar, pude conseguir trabajo en una empresa de organización de fiestas como segunda cámara, lo cual ni yo lo esperaba, me hizo madurar mucho el comenzar a trabajar y gracias a los ingresos que obtuve pude comprar mi primer equipo, lo que me da una oportunidad real de lanzar mi carrera y seguir creciendo. Tengo que darle las gracias al profe por todo lo que nos brindó en este tiempo. Esto marcó un inicio, aún queda mucho por recorrer" Agustín Fernández: "Para mí, la posibilidad de estudiar fotografía en el centro cultural fue una oportunidad muy buena para ampliar mis conocimientos y gracias a ello descubrí lo que me gustaba, pero creo que lo más importante fue que me abrió las puertas a un oficio y a conocer personas increíbles."

Sofía Coromina: "Realmente fue una experiencia hermosa que compartí con mis compañeros. Me di cuenta que sacar fotos es una de las cosas que más me gusta hacer. Me encanta el hecho de poder plasmar un momento único que refleje sentimientos con una cámara. El profe nos ayudó a que nuestras fotos quedaran increíbles y estoy muy agradecida. Las clases siempre fueron divertidas y llenas de dedicación por parte de todo el grupo. En mi opinión el estudio de la fotografía nos va a dar muchas oportunidades en un futuro."

Luana Lavítola: "Sacar fotografías es lo más lindo que tengo, en mi opinión siento que sacar fotos es una forma de guardar recuerdos y emociones. Las clases me brindan mucha alegría, somos un grupo pequeño que nos llevamos bien y disfrutamos de cada clase. El profesor es muy divertido, nos ayudó a progresar y nos enseñó todo lo que sabemos."

Tallerista Santiago Meizoso: "El taller de fotografía, como docente, es un lugar que me permite semana a semana, transmitir la pasión de la fotografía a mis queridos alumnos, los cuales, siempre digo, "más que alumnos y profesor, somos como un grupo de amigos". El taller es un lugar donde teniendo como base la fotografía, hablamos y comentamos de muchos temas, creo tanto para mí como para ellos, es un espacio donde aprendemos juntos. Les transmito mis conocimientos y cada uno de ellos vuelca su valioso talento. Es un orgullo para mí, que el Centro Cultural me haya elegido como docente. Quiero agradecer, especialmente a las familias y a mis alumnos por su cariño y dedicación."

Este espacio de educación comunitaria, a través de este taller de fotografía, es testigo fiel del "aprender a ser, aprender a conocer, aprender hacer y aprender a vivir juntos" .

Prof. Yanet Benoit.

Coordinadora del "11 Cultural Oeste